¿Te has detenido a observar alguna vez la variedad de guantes para el trabajo que existen? ¿Conoces cuáles son los atributos diferencian a cada uno de ellos?
Hoy queremos hablarte sobre su respuesta ante las diferentes normativas, y la composición que les hace idóneo para afrontar las diferentes labores que puedas desempeñar.

Existe un guante perfecto para cada labor, y creado especificamente para afrontar unos riegos.

Normativas de los guantes de seguridad.

Es esencial que sepas a qué riesgos te expones en tu trabajo para saber elegir bien unos guantes que se ajusten, ya que los accidentes en las manos son uno de los más frecuentes, convirtiendo a los guantes en un equipo fundamental. Es por eso que existen tres categorías diferentes atendiendo al tipo de riego que te expongas.

Categoría I. Ideales para riesgos mínimos, como por ejemplo pueden ser los guantes de limpieza.

Categoría II. Nivel de protección medio, lo cual le convierte en ideales para las labores, por ejemplo, más corrientes de la industria.

Categoría III. Su diseño es mucho más elaborado, y son creados para proteger de daños irreversibles o de peligro mortal. Un claro ejemplo son aquellos que utilizan los electricistas.

Clasificación de Guantes de Seguridad Industrial

Ahora, desglosemos los diferentes guantes en función a los riesgos a los que sabes que te enfrentarás en tu trabajo.

Riesgos mecánicos. Estos guantes pertenecen a la norma EN388 y cuentan con un material resistente a cortes, abrasiones y chispas, además de ofrecer un correcto agarre y un buen aislamiento, como los guantes anticorte.

Riesgos térmicos. Pertenecientes a la norma EN511, protegen contra el frío extremo y son impermeables. Pero si tu riego es la alta temperatura, tu guante deberá estar bajo la norma EN407 para garantizar una buena protección.

Riesgos eléctricos. Importante que la protección llegue hasta el brazo, el material aislante, flexible, y con capacidad para proteger frente a descargar. Asegúrate de que aparezca indicado el rango del voltaje que pueden llegar a soportar.

Trabajo químicos y biológicos. Los encontrarás regidos por la normativa EN347 y garantizan la no infección ante virus y bacterias.

Riesgos de soldadura. Siempre bajo la norma EN1247.

 

Ahora, ya tienes toda la información necesaria para poder elegir el guante que se adapte a las necesidades de tu trabajo, y que garantice poder protegerte ante los riesgos del mismo.
¿Dónde puedes adquirirlo? ¡Pues en nuestro departamento de Protección para Manos!

Te dejamos a continuación algunos de nuestra tienda: